Nuestra empresa se sitúa en vanguardia de las nuevas energías renovables, realizando instalaciones con el aprovechamiento de la radiación solar, consistente en la transformación directa en energía eléctrica mediante el efecto fotovoltaico. Existen fundamentalmente dos tipos de aplicaciones de la energía solar fotovoltaica:

- Instalaciones aisladas de la red eléctrica:

Esta tecnología nos permite disponer de electricidad en lugares alejados de la redes eléctrica. Así, podemos suministrar electricidad en lugares como casas de campo, refugios de montaña, bombeos de agua, instalaciones ganaderas, sistemas de iluminación o balizamiento, sistemas de comunicaciones, etc. Los sistemas aislados se componen principalmente de captación de energía solar mediante paneles solares fotovoltaicos y almacenamiento de la energía eléctrica generada por los paneles en baterías.

- Centrales de generación conectadas a la red:

Este tipo de instalación consiste en generar electricidad mediante paneles solares fotovoltaicos e inyectarla directamente a la red de distribución eléctrica. En varios países como España, Alemania o Japón, las compañías de distribución eléctrica están obligadas por ley a comprar energía inyectada a su red por centrales fotovoltaicas.

Nuestra empresa ha realizado ya estos tipos de instalaciones, obteniendo unos excelentes resultados, tanto en rendimiento, como en duración, consiguiendo los objetivos deseados a pesar de ser un tipo de energía relativamente joven.

 

NUESTRAS MARCAS

www.ledparacasa.com

Tienda líder en iluminación LED  VISÍTANOS